jueves, 15 de enero de 2015

I Due Fratellini - Florencia

El Ponte Vecchio, la Galleria Uffizi , el Palazzo Vecchio, Il Doumo de la Catedral di Santa Maria del Fiore, la Basílica de Santa Croce, Il David de Michelangelo en la Galleria dell'Accademia… todos ellos lugares de visita recomendada por las guías turísticas de Florencia con objeto de inyectar en vena el mismísimo síndrome de Stendhal.

Santa María del Fiore

Pero, existe un lugar en Florencia de peregrinaje gulocioso y de visita OBLIGADA, quizás tanto o más que alguno de los monumentos descritos con anterioridad. Se trata de I Due Fratellini (“los dos hermanos”), una antigua y minúscula vinoteca que data de 1875, ubicada en los alrededores de la Piazza della Signoria y del Mercato Nuovo, donde se encuentra el famoso “jabato” con su restregado hocico (“fontana del porcellino”)

I Due Fratellini es una histórica y reducida… ¿taberna? en la que apenas pueden entrar unas tres personas de pie en su interior. Podría incluso presentarse al Guinness World Records como vinoteca más pequeña del mundo. En su interior únicamente se podrán pedir (no comer) unos auténticos paninos” recién hechos ante tus propios ojos y a un precio irrisorio de entorno a 3€; ya que para degustarlos habrá que buscar un hueco en el exterior de una calle repleta de expertos turistas foodies y de clientela habitual. Podría decirse sin temor a ningún género de dudas que las aceras más solicitadas de todo Florencia para aposentar el trasero se encuentran en la calle del I Due Fratellini.


En cuanto a los “paninos” (bocadillos) existe una amplia variedad, entorno a 30 referencias, todos ellos de productos locales: mozzarella, pomodoro, pecorino, prosciutto, salame, etc. Pero quizás de los más solicitados y destacados puedan ser el de “salsiccia cruda e melanzane” (salchicha y berenjena), el de “bresaola e rucola”, el de "porchetta toscana" (cochinillo) y como bocata tradicional de queso, el de “pecorino al tartufo e rucola”.

Pero para subir al Olimpo de los Dioses a estos “hermanitos”, hay que inmortalizar los orígenes de esta taberna centenaria: EL VINO. Qué mejor que acompañar estos deliciosos “paninos” con una o más bien varias copas de "Chianti", uno de los vinos más reconocidos y prestigiosos del mundo, elaborados en las diversas localidades que conforman la Toscana: Chianti Classico, Colli Aretini, Fiorentini o Senesi (Arezzo, Florencia o Siena), Colline Pisane (Pisa), Montespertoli o Rufina (Florencia), etc.

Fotos vía Google

En definitiva, una visita a la majestuosa Florencia no se puede contemplar plena sin visitar esta minúscula “antica vineria”. Quizás el local más barato y auténtico en Florencia donde comer y sobre todo probar unos cuantos vinos autóctonos.

#gastroriff: Florence + The Machine - Shake It Out




Via de Cimatori 38/r, 50122 Firenze 

No hay comentarios:

Publicar un comentario