jueves, 30 de abril de 2015

Kiosko 62 - Formentera

Mientras las tropas romanas (italianos) y los piratas náufragos procedentes de Ibiza abordan y conquistan diariamente Ses Illetes con todos sus asentamientos y algarabíos, convirtiendo a la considerada quinta mejor playa del mundo, según TripAdvisor, en un espacio hacinado e insostenible para el sosiego, existe un lugar en la “Galia” - Formentera que resiste todavía al “invasor” en donde poder disfrutar del silencio (“Enjoy the Silence”) y de la naturaleza en todo su esplendor.


Al comienzo de la playa de Migjorn, en la zona de Ca Marí, se ubica el minúsculo y espectacular Kiosko 62. Regentado por residentes en Formentera durante todo el año (otrora, especie de extinción) y con apenas dos años de vida, su concepto y apuesta es la vuelta a los orígenes, volver a lo natural; volver a ser Formentera en toda su esencia.

Ante semejante escaparate mediterráneo paradisíaco, el propósito principal del lugar es el de evadirse por completo, disfrutar de los pequeños detalles y darse cuenta de la existencia en nuestro diccionario de la palabra RELAX.


Como una historia de cuento: una “pobre” mesa desnuda de madera junto a unos minúsculos taburetes, se convierten cual “Cenicienta” en uno de los más bellos y “codiciados” parajes de toda la isla.


Un ¡órdago a pequeña! ganador: la apuesta por los productos naturales, tradicionales y de marca nacional. En este caso, unas simples aceitunas junto a una humilde tortilla de patata acompañada de una cerveza Alhambra reserva 1925 bien fría son capaces destronar sin miramiento alguno a cualquier plato elitista de restaurante de vanguardia.


Siguiendo con la particular apuesta de recuperar los orígenes, pero esta vez bajo un ¡órdago a lo grande!, el druida Panoramix del Kiosko 62 ha recuperado una poción mágica de antaño denominada “pomada”: brebaje balear, típico de Menorca, que se obtiene al mezclar Gin Xoriguer (de Mahón) con limonada, que junto con unas hierbas secretas “medicinales” se convierte en un cóctel con marca propia para endulzar aún más los maravillosos atardeceres de la isla.

Pomada made in Formentera by Kiosko 62
Si a semejante panorama, se le suma adicionalmente una exquisita selección musical en función de los diversos compases del día, la resistencia gala – "formentereña" del Kiosko 62 tiene visos de estar asegurada durante al menos cierto tiempo.

 #gastroriff: Depeche Mode – Enjoy the Silence



KIOSKO 62
Playa de Migjorn
Ca Marí (Formentera)

No hay comentarios:

Publicar un comentario