martes, 9 de junio de 2015

El Jardín del Califa – Vejer de la Frontera

Si hubiera que elegir entre todos los pueblos de España, un paraje principal donde rodar la historia de los fabulosos relatos de aventuras arabescos que nos han acompañado desde la infancia en “Las mil y una noches”, Vejer de la Frontera, ubicado en la provincia de Cádiz, sería un firme candidato a tal fin sin ningún género de dudas.


La proximidad del mar, en las cercanías de El Palmar, podría ser el escenario elegido por el intrépido Simbad el Marino para surcar los mares, hoy en día representado por los audaces surfistas que cabalgan las olas y se dan cita en uno de los grandes templos de aprendizaje de la Costa de la Luz. La cueva de Alí Babá podría verse reflejada en el interior de cualquiera de sus viviendas ubicadas en lo alto de la colina bajo el abrigo de las rocas, accesibles una vez superadas las callejuelas estrechas y laberínticas escaleras. Pero principalmente Aladino debería ser su principal embajador, ya que debió de frotar con ahínco su preciada lámpara maravillosa para pedir un deseo y convertir a Vejer en uno de los pueblos con mayor encanto de toda España.



Como en todo relato de aventuras que se precie, el corazón de Vejer cobija un preciado tesoro: La Casa del Califa, hotel con encanto que “esconde” en su patio interior El Jardín del Califa, su codiciado restaurante y “must have” de la zona, el cual permite adentrarse por completo en el exótico e íntimo mundo de las mil y una noches.

El argumento de El Jardín del Califa gira en torno al embriagador olor de sus plantas aromáticas, principalmente jazmín, el mobiliario de aspecto indiano de antiguas conquistas navales, el sonido y frescor de su pequeña fuente, el abrigo de sus fastuosas palmeras y la luz tenue de las velas bajo el manto de un cielo estrellado de primavera - verano. Todo ello amenizado y protagonizado por una auténtica cocina marroquí - libanesa basada en el producto ecológico: extraordinarios mezzes (comúnmente denominados entrantes en la cocina musulmana), fantásticos cous cous y tagines de verduras, pollo o cordero, sabrosísima mezcla dulce –salada de su pastela (hojaldre de masa filo relleno de pollo con especias: cúrcuma, comino, canela…) y espectaculares sus verduras o carnes a la parrilla, con denominación de origen local (Retinto) acompañadas por sabrosas salsas árabes.


El interior del restaurante alberga una preciosa bodega, donde navegar entre una gran marea de vinos del territorio nacional e incluso extranjeros (Marruecos y Líbano). Pero para sentirse como un auténtico califa, no hay más que degustar cualquiera de sus increíbles postres, tartas o dulces marroquíes acompañados de un aromático té de hierbabuena.



Para finalizar con un halo de misterio, resulta absolutamente recomendable recorrer el interior del restaurante, si no se ha realizado con anterioridad, y perderse por sus laberínticas y estrechas escaleras, mientras se contempla su salón abovedado del siglo XV y su magnífico antiguo aljibe del siglo X - XI.

Fotografias vía La Casa del Califa web

#gastroriff: Kasabian -Acid Turkish Bath (Shelter From The Storm)




EL JARDIN DEL CALIFA
Plaza de España, 16
11150 Vejer de la Frontera (Cádiz)
Web /  Facebook /  Twitter

No hay comentarios:

Publicar un comentario