jueves, 9 de julio de 2015

Los Diamantes – Granada

¿Qué sentía Audrey Hepburn engalanada de diamantes mientras desayunaba? El equivalente gulocioso a dicho sentimiento se encuentra en pleno centro de la emblemática ciudad de Granada. Basta con dirigirse al carismático bar de la calle Navas que da nombre a semejante pedrusco precioso y sustituir el que para muchos es la comida más importante del día por una cerveza bien fresquita y ejemplarmente tirada acompañada por la fritura perfecta.


El original Bar Los Diamantes del año 1942 difícilmente desprende el halo de glamour sin parangón de Audrey Hepburn, sino más bien todo lo contrario; y es exactamente ahí donde reside particularmente todo su encanto.


Se trata de un bar “clasicoide” de culto gastronómico indiscutible, una tasca pequeña y auténtica en toda regla, repleta a raudales tanto de clientela fiel como de “locos visitantes gastroadictos”, con una decoración anclada en el pasado presidida por un cartel luminoso decrépito en su exterior, mobiliario y taburetes metálicos “incómodos” y una “pizarra” de especialidades de la casa descolorida y machacada por el paso del tiempo, la cual probablemente tuvo que sufrir en sus propias carnes el cambio en los precios de pesetas a euros.


El auténtico poder de atracción y de seducción de los diamantes reside en el buen hacer del personal ubicado tras la larga barra del bar, gracias a su excelente atención y a las deliciosas tapas gratuitas que se sirven al degustar una caña de la maravillosa Alhambra.

En el bar existe un pequeño aviso recordatorio a navegantes: “la tapa es un regalo de la casa, no se cambia, ni se elige”; así pues como bien dicta el refranero popular: “a caballo regalado no le mires el diente”, pero como el ser humano es curioso por naturaleza, descubrirá que todas las tapas son frescas, diarias, de una calidad pasmosa y de rechupete. De este modo, no hay tregua, caña tras caña, gambas, almejas, cazón en adobo, boquerones, champiñones etc, desfilan sobre el mostrador sin descanso alguno.

Para los menos osados en el arte de beber y de agarrarse una melopea en base a tanta caña para el deleite de las tapas, el Bar Los Diamantes ofrece una serie de raciones y medias raciones dignas de mención: desde espectaculares frituras de pescaíto de la mar de todo tipo (boqueroncillos, rape, calamares, gambas, chopitos…) hasta sorprendentes e inteligentes sesos y mollejas, y fantásticas “maki” - navajas a la plancha, bien acompañadas de una ensalada de tomate o de unos cogollos con ajos.



Fotografías vía Los Diamantes - Facebook

 Después de disfrutar de la experiencia… será difícil que alguien quiera intercambiar los diamantes de Audrey por estas joyas granadinas. Pasen y vean, diamantes en forma de fritura en su interior.

#gastroriff: Ben Harper -Diamonds on The Inside




LOS DIAMANTES
c/ Navas 28
18009 Granada
Web /  Facebook /  Twitter

No hay comentarios:

Publicar un comentario